martes, 17 de abril de 2012

RELACIONES SEMÁNTICAS


Continuando el periplo que comencé en este curso escolar, atraco mi barquichuela en el tercer Instituto que me han asignado en este curso. De nuevo en Parla, en el IES Elkin Patarroyo. Los chicos y chicas maravillosos como siempre, ya se han puesto manos a la obra y su obra, la de los chicos ha terminado por ser para mí lo único verdaderamente importante; los chicos y regresar una y otra vez a la calle, para que no se calle, no se silencie el terrible desastre que acecha cada día a nuestra enseñanza, a nuestra educación. Educación que, herida pero viva, se sigue afianzando en las vidas y los pasos de nuestros chicos y chicas.
Uno de los primeros temas que teníamos que ver en 4º ESO era el de las relaciones semánticas: sinonimia, antonimia, polisemia, monosemia y homonimia. Y es que a las palabras, como nos sucede a las mujeres y a los hombres, les da por enrredarse y refrotarse entre ellas aprovechando  la parte de mundo que recorren. Les decía a mis chicos ¿os imagináis una lengua en la que todas las palabras fueran monosémicas, con un solo significado? Sería imposible o, por lo menos, sería aburrido, pues anularíamos el efecto metafórico que tienen las palabras cuando entran en relación con la vida.
Así, les propuse crear a partir del texto "Puntuación" de Raúl Vacas, que aparece en el apartadao "Lengua y Literatura" de su libro Esto y ESO publicado en Edelvives. Leímos el texto. Tras la lectura del texto original empezaron a pensar palabras, por parejas. Buscaban palabras de nuestra lengua que tuvieran al menos cuatro o cinco significados. Después nos pusimos a jugar...

Juan estaba caminando por el parque y no se dio cuenta de que había pisado un chicle. Regresó a su casa y se lo quitó. Se acordó de que tenía un examen de matemáticas y se puso a hacer cuentas; cuando las terminó de hacer salió a comer a un restaurante y se encontró a un amigo, así que comieron juntos. Cuando terminaron de comer, pidieron la cuenta al mesonero. Esta historia me la cuenta mi padre cada vez que se acuerda de su amigo Juan.
(Alex y Carolain, 4º A)

Ayer por la tarde una rosa preciosa brillaba en el jardín de la fiel amiga de mi madre: Rosa. Al anochecer, el color del cielo se volvió rosa y mi madre dejó de ser como una rosa, por haberse enterado de la muerte de su fiel amiga Rosa, a la que días después tiraban rosas rosas con tristeza, mientras con rosa nariz, por el llanto que la terrible muerte provocó. Incluso las rosas halladas en el lugar del entierro se volvieron tristes. Para mi madre, esas horas rosas pasadas con Rosa, se acabaron en ese negro día.
(Alex Risnoveanu y Anour, 4º A)

Hace unos días me apunté a una Marathon en la que si ganabas te daban 1000 Euros. Ayer era el día de la carrera y tras mucho esfuerzo gané y me fui a ionformar sobre cómo me entregarían el premio. Fue así como me enteré de que me lo ingresaban en el banco. Gracias a este dinero, mi familia y yo bos fuimos a un acuario y vimos un banco de peces, después de lo cual, nos fuimos a un parque para hacer un pic-nic y nos sentamos en un banco. Teníamos que aprovechar porque al día siguiente teníamos que ir todos a donar sangre a un banco de sangre.
(Noemí y Roberto, 4º A)

Estábamos en una casa. En dos días íbamos a partir a Londres pero mientras tanto jugábamos al Party, entretenidos, mientras un amigo partía la tarta; a parte teníamos unos bollos que habíamos comprewado en la panadería Mari-Yoli. Esa noche estuvimos contando chistes y antes de cenar contamos uno muy gracioso y nos partimos de risa. Cenando veíamos en la televisión cómo Luis Piedrahita hacía un truco de magia en el que partía a Pablo Motos por la mitad; el hombre de negro, que tiene mucho cariño a Pablo Motos vio cómo Luis estaba partiendo a su amigo por la mitad y sin más le partió la cara.
(Jonathan, Ossama y Mohamed, 4º A)

Sobre la mesa, junto a unos libros de texto descubrí un sobre que contenía una carta que iba dirigida a mi madre. Hablaba sobre un asunto de mucha importancia. Fui a buscar a mi madre a la cocina y la vi echando un sobre de sopa a la olla. Le dije que le había llegado una carta y me dijo que la dejara sobre la mesa y yo sé que esa carta trata sobre un asunto greave.
(Sara y Sonia, 4º A)

Me estaba planchando el pelo cuando mi madre entró en mi habitación y me preguntó dónde estaba la plancha para planchar sus camisas. Empecé a buscarla encima del armario cuando sin darme cuenta caí dándome un planchazo contra la cama. Cuando bajé mi madre estaba haciendo un filete a la plancha. Me lo comí con gusto ya que tenía mucho hambre. Al rato, llegó mi hermano de jugar al fútbol y me contó que papá se había ganado una plancha en el torneo.
(Dayana y Evelyn, 4º B)

Llevaba bastante tiempo sin dejar ver su preciosa dentadura. Por más que intentaba alegrar su rostro: nada, ni un sólo diente se dejaba ver por su pequeña comisura. Con el ánimo por el subsuelo y su andar deambulate, se dirigió a aquel lugar que tanto adoraba. Observó el cielo dentado por las nubes, el rayo de sol que asomaba por entre las peculiares rocas en forma de diente y el suave y húmedo césped en el que solís recostarse. Daniel tiró su mochila al suelo con desgana y se acopló en el lugar. Apoyó su espalda en la gran roca, se quitó las playeras y cruzó las piernas. Metió su mano en el bolsillo y notó algo. Entonces recordó el diente de ajo que le había regalado su abuela y sonrió. Lo cogió, apretó el puño con fuerza, cerró los ojos y pidió un gran deseo.
Ese gran deseo se le cumplió al cabo de una semana. aquel deseo era volver a ver a su abuela y que juntos los dos, cada uno con un diente de león en la mano, pudieran soplar ese deseo a la vez.
(Marcos y Alejandro, 4º B)

Íbamos por la calle, en una tarde lluviosa de invierno, mientras tanto íbamos andando pero empeó la tormenta y vimos caer un rayo. Entonces empezó a llover más fuerte y al asustarnos salimos corriendo como un rayo. Todavía nos quedaba mucho camino para llegar a casa, donde teníamos que coger nuestras camisetas, bufandas y banderas para ir al campo de fútbl de Vallecas a ver a nuestro equipo de toda la vida que es el Rayo Vallecano. Al llegar a casa empapados hicimos tiempo hasta que nos secamos. Mientras, pusimos una película, pero sólo encontrábamos películas de niños, así que nos pusimos Cars, donde sale Rayo Mc Queen. Al llegar al campo tuvimos suerte y salió el sol con unos rayos deslumbrantes. Cuando salimos de del campo nos fuimos a dar unos rayos UVA y por a nche, ya en la cama, leímos la leyenda de Bécquer: "El rayo de luna".
(José Félix y Javier, 4º B)

En el azul del cielo, cientos de pájaros remontan el vuelo sin inmutarse por las personas que viven debajo de ellos. Cae la tarde y abundantes son los pájaros que buscan una chica a la que picar en la playa. Ellas, ilusas, con la cabeza llena de pajaritos caen en las provocciones y artimañas de los chicos. Así que, cuando llega la noche, ya sea un pájaro, un pajarraco o un don Juan, todas acaban viendo el pajarito.
(Samuel y Paula, 4º B)

En el momento en el que Rosa estaba sentada en el banco mirando eos bonitos rosales llenos de espinas, de color y que eran tan preciosos decidió ir a la floristería a comprar una rosa para regalársela a su madre. Cuando llegó a su casa y vio a su madre con su típico pijama rosa, le entregó la flor y se le puso ese típico color rosado y rojizo en las mejillas, y esta fue a buscar a su vecina Rosita para fardar de su buena hija. La vecina, muerta de la envidia, le contó la gran mentira de que aquella mañana su hija la había llevado a la rosaleda del palacio de Aranjuez; pero esta la pilló y se fue a su casa a pasar el tiempo en su bonito salón rosado, mientras pensaba en la mentira que le había contado Rosita.
(Ismael y Noelia, 4º B)

Elvis salía de a academia de baile de ensayar sus nuevos pasos e iba por la calle a paso lento. De repente pasó por su lado su amigo Paco y le empezó a contar su vida paso a paso; sin embaro, él pasaba de todo y no le hacía caso. El amigo se cansó y se marchó. Siguió caminando y llegó a un paso de cebra y como el semáforo estaba rojo tuvo que dar paso a los coches.
(Daniela y Yanira, 4º B)

Hoy es mi cumple y mi madre me ha regalado una caída en picado desde un avión, cerca de los Picos de Europa. La caída duró tanto que tardé una hora y pico en llegar a tiera. Después del viaje fui a la granja de mi abuela porque quería felicitarme. Me preparó un bocadillo con pan de picos, un poco picante para mi gusto; yo le ayudé a picar zanahorias para luego mezclarlas con la carne picada que compró mi madre en la carnicería. Después en el corral, había alboroto así que entré y vi que una gallina se había roto el pico; con la ayuda de mi abuela se lo intentamos curar, pero como no lo logramos la llevamos al veterinario. Por el camino, tuvimos que cambiar de dirección porque la calle había sido cortada por obras en la carretera. Allí estaban los obreros picando con sus picos y palas. Cuando llegamos al veterinario me di con el pico de una silla y me puse a gritar como una descosida y mi abuela me dijo que cerrara el pico, típico de ella.
Y para terminar el día, ya llegada la noche me picó un mosquito que me quitó casi toda la sangre del cuerpo. Quedé con mi novio un rato y luego, al marcharse, se despidió de mí con un pico alas once y pico.
(Lisbeth y Lidia, 4º B)

Pensé que mis compañeros no tendrían pelotas para ejecutar el ejercicio que nos había propuesto el profesor, pero al cabo de un rato observé que todos había cogido la pelota y empezaban a botarla sin parar. Parecía que yo iba a ser el único alumno que suspendería y la única opción que se me ocurría era hacerle la pelota al profesor para conseguir que me aprobase. Al mismo tiempo que pensaba en si daría resultado hacerle la pelota escuché a uno de mis compañeros decir:
-¡No tiene pelotas a hacerlo!
Y casi sin pensarlo, agarré la pelota y se la lancé y esta se fue directamente hacia sus pelotas.
(Ana Mª y María, 4ºB)

Ayer fui a ver al ortopedista para que me revisara el pie pero me dijo que había nacido de pie y que no tenía ningún problema en mi pie. Después, me fui poniendo pies en Polvorosa a mi casa; a continuación me encontré en el buzón una fotografía de un amigo del ejército, en cuyo pie de foto ponía que mi amigo se había caído de un avión a más de diez pies y que afortunadamente había sobrevivido logrando saltar antes de que el avión se estrellara contra el pie de un edificio cuando este descendía.
(Juan y Armando, 4º B)

¡Este chico tiene una cara! porque esa chaqueta era muy cara. Entonces escribió una carta por una cara en la que decía que por su cara bonita no la iba a pagar, por eso dibujó una carita enfadada. Quedó con el vendedro, para verse cara a cara y se puso una careta para que no le reconociese. Empezaron a discutir y echaron a cara o cruz quién pegaría más fuerte. El de la careta perdió y le reventó la cara el otro tipo que además le robó un móvil muy caro. Se hizo una caricatura para que el otro se la quedase de recuerdo y su enemigo la rompió pues no quería tener un dibujo de la cara de su adversario.
(Raquel y Alberto, 4º B)

Son las 6´30 a.m. Es la hora de ir al monte con la partida de caza. Íbamos siete personas: tres hombres, tres mujeres y un niño, repartidos en tres coches. Cuando llegamos, preparamos la partida de caza. Cazamos dos ciervos pero no teníamos leña partida para asarlos; luego, por la tarde, dos personas de la partida fueron a comprar lo necesario para cocinar los ciervos, lo celebramos toda la tarde. Y con una partida de cartas decidimos que el que perdiera recogería todo lo que se había ensuciado.
Son las 19´00h, ya es la hora de partir a casa.
(Sergio y Lenin, 4º C)

A mi hermano le cogió la poli cuando se peleó en el polideportivo. Su amigo, que se llama Polifemo es politeísta y a él también lo detuvo la Policía. Esta le hizo una prueba con el polígrafo para conocer la verdad. A mi hermano le dejaro y a mi amigo le metieron en la cárcel porque le pegó a un chico, el cual llevaba una camiseta de polígonos.
El sueño del amigo era poder vivir cerca de polígonos industriales en una casa en forma de poliedro y ser polígamo.
(Souad y Verónica, 4º C)

Estaba sentado en un banco tirando pan a las palomas. Una paloma se cayó al lago sobre un gigantesco banco de peces. El hombre sentado en el banco, era realmente un ladrón de bancos y estaba planeando junto a las palomas cómo robar en una sucursal. Si la paloma estaba atascada en el bánco cómo volvería al banco para planear el plan con el hombre que robaba bancos. Entonces en el banco la paloma se acercó y le confirmó que cuando saliera del banco irían juntos a robar el otro banco.
(Jonatah y Alejandro, 4º C)

Esta noche voy a la casa de mi tío para hacerle de canguro mientras él sale con mi tía. Tengo pensado ver una película conmis primos pequeños. Es una peli de canguros en África. Una vez que mi tío me dé algo de dinero lo guardaré con mis ahorros en la hucha de canguro que tengo en casa, pues estoy ahorrando para comprarle un canguro de regalo a mi madre ue cumple años dentro de una semana.
(David y Javier, 4º C)

Este fin de semana he visitado una feria rural en la que vendían varios potros a muy buen precio. Mi mirada se fijó en uno solo, el cual tenía una ligera mancha sobre su robusta pierna. También tuve la oportunidad de comprar un potro para el gimnasio municipal; así como también observé un potro que servía para torturar a los delincuentes hace ya varios años, no había tenido la oportunidad de ver uno en tan buenas condiciones.
(Jhon Paul, 4º C)

El otro día estuvimos en clase de música y la profesora nos propuso el reto de tocar el potro, aunque fue complicándose se nos dio bien. El día fue tranquilo hasta que tocó Educación Física y... ¡teníamos que saltar el portro! Poco a poco el profesor nos enseñó y lo conseguimos. Cuando llegué a casa, después de hacer los deberes, llegó mi padre del trabajo y me recordó que este fin de semana iríamos a casa de mi abuelo a montar en su nuevo potro ¡Me encantan los potros!
(Marta y Patricia, 4º C)

El hombre salió de su casa para recoger una carta en la oficina de correos. Después de recogerla fue leyéndola hasta que llegó al restaurante donde pidió la carta para comer. Después de comer jugó la misma partida de cartas de siempre con sus amigos pero, esta vez, se guardó en el bolsillo una carta para poder ganar la partida. Unas horas más tarde fue al banco para recoger una carta sobre unos recibos. Se marchó a casa y a punto de abrir la puerta se dio cuenta de que bajo el felpudo había una carta, la abrió y empezó a leerla, entonces se dio cuenta de que era una carta de amor y esto le puso muy contento.
(Madalina y Rebeca, 4º C)

Blanca se despertó con el sonido de los gritos que venían del exterior. Abriendo los ojos parapdeó para eliminar el sopor y salió de la habitación para ver qué pasaba. Cuando salió del salón fue hacia la puerta y miró por el ojo de la cerradura. Afuera el viento aullaba. Blanca salió de la casa y observó el caos que presenciaban sus ojos: se acercaba por la pradera un huracán llevando a su paso los tejados de las casas de sus vecinos. Salió corriendo deprisa sin importarle que llevara puesto únicamente el pijama. Buscó desesperadamente con los ojos la camioneta roja de su padre. Se subió a ella y trato, frenéticamente de encender el motor. Mientras lo hacía pensaba en lo que había visto en las noticias a cerca de que se acercaba un huracán y recordó que había dicho que el ojo de un huracán se hallaba en la costa Oeste. Rezando a todos los dioses para que la protegieran se encaminó en busca de un lugar más seguro sin importarle lo que dejaba atrás.
(Diana y Andrea, 4º C)

Os animo chicos y chicas a que sigais inventando, deteniendoos en el sentido de las palabras que utilizáis. Os animo a no perder ese sentido del humor con el que os habéis enfrentado a la actividad propuesta.
¿Qué haréis con los campos semánticos?

martes, 28 de febrero de 2012

CONDICIONALES Y COMPARACIONES


El extraño panorama que se ha generado en torno a la escuela pública en la Comunidad de  Madrid y otras comunidades, me ha llevado a cambiar de centro en el mismo curso. El destino me trae de nuevo a Parla. Ahora me encuentro en el IES Enrique Tierno Galván, impartiendo en casi todo mi horario clases con grupos de Educación Compensatoria... ¡La compensatoria!: Grupos no tan reducidos como se piensa, grupos difíciles, niveles dispares; chicos y chicas que vienen de lejos, algunos hace tiempo que llegaron a España, otros acaban de aterrizar por aquí y busco, un idioma común... La poesía.
Después de un mes y medio trabajando con estos chicos, he conseguido aterrizar en el códifo poético.
Comenzamos con las comparaciones, para ello utilizo un ejercicio que aparece en la obra de Esperanza Ortega, titulada El baúl volador. Reeditado recientemente por la editorial de Candeleda Los libros de la mora encantada, Federico Martín Nebras y Juan Carlos Jiménez Grande consiguen recuperar un antiguo método de animación a la lectura y a la escritura, que hoy en día, 30 años después de su creación, sigue dando juego en las aulas. En la página 57 de este libro, Esperanza Ortega nos propone el juego de "la ruleta china". Este juego consiste en evocar imágenes a través de un catálogo de conceptos, con el cual, sepuedan establecer semejanzas para elaborar comparaciones.
De este modo comienzo a juegar con mis chicos y les propongo la palabra "lluvia".
Partimos de la siguiente condicional: Si yo fuera lluvia... Después les voy presentado poco a poco el catálogo, para que vayan eligiendo conceptos: un color, un olor, un sabor, una flor, un árbol, un ave, un cuadrúpedo, una forma geométrica, un número...
                                                    SI YO FUERA...

Si yo fuera lluvia sería azul como el agua,
dulce como las golosinas,
chocolate como las palmeras.
Si yo fuera lluvia sería una margarita como las nubes,
como la hoja de un roble,
como una cigüeña.
Si yo fuera lluvia escalaría como un gato.
Si yo fuera lluvia sería una lágrima del cielo.
                         (Cristina Ávila Úbeda, 1º ESO A)

Si yo fuera lluvia sería azul como el cielo,
salada como el mar.
Si yo fuera lluvia sería una rosa como la de tu jardín.
Sería un dos como el perfume,
sería un cuadrado como el que guarda los recuerdos,
sería redonda como la Luna y el Sol.
Si yo fuera lluvia sería una lágrima como la de tus ojos.
                   (Tatiana Castillo, 1º ESO A)
Si yo fuera lluvia sería rojo como la sangre,
si yo fuera lluvia tendría el olor de la Coca-cola.
Si yo fuera lluvia seria dulce como un pastel de fresas con nata,
tan bonito como una rosa,
un prisma como un lápiz.
Si yo fuera lluvia sería el 7`como número mayoritario
y sería una lágrima de los ojos de Hely.
                (Randy, 1º ESO A)
Si yo fuera lluvia olería a fresas como las de la granja de tu padre.
Si yo fuera lluvia sería una rosa como tu vestido preferido de los martes.
Si yo fuera lluvia lluvia sería dulce como la nata que guardan tus labios.
Si yo fuera lluvia sería un árbol de alegría como tu alma.
Si yo fuera lluvia sería un Siemens para enviarte un SMS cada minuto.
Si yo fuera lluvia sería un cuadrado para demostrarte mis cuatro caras del amor.
Si yo fuera lluvia sería el 1, como tú, único.
Si yo fuera lluvia sería las lágrimas de tus ojos como tu tristeza.
                     (Cristafi, 1º ESO A)
Si yo fuera lluvia sería azul como el cielo,
dulce como tu perfume,
salada como la sal
y roja como la sangre.
Si yo fuera lluvia sería como un roble gigante,
un periquito como el arco íris,
un jirafa tan alta como el Big-Ben.
Si yo fuera lluvia sería un círculo como el Sol,
el 22 como los dos patitos
y una lágrima mía.
                       (Janis Jul, 1º A)
Si yo fuera lluvia sería plateada como el brillo de las estrellas.
Si yo fuera lluvia sería`putrefacta como las alas de un ángel caído.
Si yo fuera lluvia sería mentolada como las praderas.
Si yo fuera lluvia sería rosa como sus espinas puntiagudas.
Si yo fuera lluvia serí roble, dura, firme.
Si yo fuera lluvia sería grulla, elegante, delgada.
Si yo fuera lluvia sería como una gata sofisticada y cariñosa.
Si yo fuera lluvia sería triangular como las flechas de Cupido.
Si yo fuera lluvia sería como la O redondita e incolora.
Si yo fuera lluvia sería como una lágrima de la Parca.
                       (Viky Fernández, 1º ESO A)
Si yo fuera lluvia sería azul como el cielo,
tu perfume como todos los días,
sería dulce como tus labios.
Si yo fuera lluvia sería blanca como una margarita,
la blancura de tus ojos,
un olivo como la aceituna,
un perrito como Snoopy.
Si yo fuera lluvia serí un círculo como la esperanza de tu corazón,
un nueve como tu cumpleaños.
Si yo fuera lluvia sería la lágrima de tus ojs.
                      (Hely López, 1º ESO A)
Si yo fuera lluvia sería azul como el mar,
sería húmedo como un amacén,
ácido como la naranja.
Si yo fuera lluvia sería rosa como el amor,
sería un pino como los que decoran la Navidad,
sería una cigüeña como una mamá.
Si yo fuera lluvia sería un león como el rey de la jungla,
triangular como una pirámide de Egipto,
el 1 como el primero de todo.
Si yo fuera lluvia sería una lágrima como la alegría.
                     (Abraham Heredia, 1º ESO A)
Si yo fuera lluvia sería blanco como la nieve,
dulce como el caramelo,
agrio como un limón,
un girasol como el Sol,
manzano como el corazón,
veloz como un avión,
circular como un planeta,
1 como el campeón.
Si yo fuera lluvia sería la lágrima de un dios.
                     (Oleh Kuchuryae, 1º ESO A)
Si yo fuera lluvia sería rojo como el corazón,
sería el olor delas fresas,
dulce como el chocolate.
Si yo fuera lluvia sería un girasol,
un árbol de plátano,
una paloma como la paloma de la Paz.
Si yo fuera lluvia sería una vaca o como un toro,
un triángulo como la pirámide,
7 como el mejor jugador.
Si yo fuera lluvia sería solo una lágrima de mi ojo.
                          (Nassim Saidi, 1º ESO A)
Si yo fuera lluvia sería verde como la mesa,
vainilla como tu pelo,
dulce como las golosinas.
Si yo fuera lluvia sería rosa como los pétalos,
sería 14 como mis años.
                         (Josep Barreda, 1º ESO A)
Si yo fuera lluvia sería azul como tus ojos,
si yo fuera lluvia sabría a fresa como tus labios,
si yo fuera lluvia sería una flor como una rosa,
si yo fuera lluvia sería un árbol alto como un pino.
Si yo fuera lluvia sería un águila como un cometa,
sería un león como el rey de la jungla.
Si yo fuera lluvia sería una lágrima de tus ojos.
                       (Osé Bulumba, 1º ESO A)

viernes, 18 de noviembre de 2011

HAIKÚS


¡Se venden! ¡Se venden! ¡Naranjas atardeceres despertando la noche! ¡Oscuros perros ladrando la incontenible rabia de la vida! ¡Renacer de las flores de incombustibles primaveras! ¡Polvos para la cara que torturan racimos de vejez! ¡Se venden! ¡Se venden, por pocos euros, poemas de diecisiete sílabas! ¡Se venden fotografías, instantes de una vida!
                                                                  Vendo poemas
                                                                imágenes de viento
                                                                  poemas vendo.
                                                                                                        (Raquel Ramírez de Arellano)


FOTOS DE OTOÑO...
Escalofríos
ya vuelan los paraguas
sol escondido.
     (Laura Bonilla, 4º B)

Las calles solas
sin los niños jugando
sólo la luvia.
    (Elena Caro, 4º B)

El cielo azul
anunciaba tormenta
¡vaya borrasca!
  (Andrea García, 4º B)

Pájaros cantan
volando hacia sus nidos
buscan el sol.
    (Laura García, 4º B)

Azul oscuro
lleno de nubes grises
el frío llega.
    (Laura García, 4º B)

La oscuridad,
triste pienso que todo
vuelve a empezar.
    (Raúl Manzanas, 4º B)

Mi terraza de
hormigas voladoras
repleta está.
    (Roberto Ribagorda, 4º B)

Árbol torcido
sin más, hojas caídas,
viento culpable.
    (Patricia Marchal, 4º B)

Bancos mojados,
amor sentado en ellos...
Hojas de adorno.
    (Patricia Marchal, 4º B)

Se caen las hojas
el color oscurece
el frío llega.
    (Lorena Martínez, 4º B)

Niños vestidos
fantasmas en la calle
en los difuntos.
    (Karen Muñoz, 4º B)

Sólo nos queda
la cálida llegada
de cada año
    (Rosa de Benito, 4º B)

Las nubes grises
enriquecen el cielo
con su presencia.
    (Estefanía Horcajo, 4º B)

La lluvia cae
sobre hojas marrones
y las destiñe.
    (Marta Montero, 4º B)

Caen una, dos, tres
hojas del frío sauce
quiebran la paz.
    (Marta Moreno, 4º B)

Llueve otra vez
los paraguas adornan
todas las calles
    (Elena Zheng Ying, 4º B)

martes, 15 de noviembre de 2011

METÁFORAS


La palabra metáfora procede del término latino metaphora, que a su vez procede del griego (meta, fuera o más allá y pherein, trasladar) Se trata de un recurso literario o figura retórica que consiste en emplear una palabra o una frase con un significado distinto del habitual identificando un término real con uno imaginario.
Pero en las aulas el empleo de la metáfora puede ser un juego precioso para formar a nuestros jóvenes desde una perspectiva creativa, para enseñarles a ver más allá, a asomarse a la ventana de la poesía.
La sonrisa de una mujer puede ser amplia o como decía Neruda, puede expandirse como una mariposa, puede salir volando palpitando de colores y posarse, distraída en los ojos de un náufrago que atracó su barca en cualquier isla.
Mis pequeños alumnos de 1º de ESO se han acercado tímidamente a la metáfora y juntos han creado los siguientes poemas:

OTOÑO
El otoño son árboles desnudos,
una alfombra de hojas secas,
árboles rubios.
Árboles haciendo un streptease,
lluvia de hojas,
estornudo del cielo.
Las nubes que hacen "pis",
la tercera bandeja del frigorífico.
En otoño los árboles van a la peluquería,
se rapan la cabeza...
Otoño es un corte de pelo radical.
                                 (1º ESO B)

AMOR
Es la raíz del mundo,
el corazón del mundo,
el nacimiento de una historia.
El amor es un ramo de flores,
un cofre del que tienes la llave,
una felicidad compartida.
El amor es el corazón del mundo,
el tiempo que vive una persona,
el principio de una vida.
El amor es una lluvia de sentimientos,
es sentir un cosquilleo en la barriga,
un "te quiero" sin cesar.
Sin tu amor en mí hay barrancos de tristeza.
El amor es un beso de "buenas noches",
es un pastel muy dulce,
un corazón que no se rompe.
El amor es ciego,
el amor son dos medias naranjas.
Todo eso es el amor.
                    (1º ESO B)

MÚSICA
La música es el poema de los árboles,
es todo lo que nos rodea,
es el oxígno de las plantas.
La música es un regalo para los oídos,
es el alimento de la alegría,
es una carrera de sonidos.
La música va de visita a la discoteca,
nos invade el alma,
es un poema con ritmo.
La música son enanitos negros que bailan,
es un código de barras en movimiento.
Música es todo lo que nos rodea,
es el viento de los árboles,
son los sentimientos de las personas.
La música es un concierto de sonidos,
es una melodía de sentimientos,
es un río de notas que suena sin cesar.
La música es un sentimiento escrito en una canción,
es un poema con melodía,
es el canto de los pájaros.
La música es el viento entre los árboles, tú y yo.
                                          (1º ESO B)

http://www.youtube.com/watch?v=SdR5Ip9cKsc&feature=related

jueves, 10 de noviembre de 2011

MANUAL PRÁCTICO DE BRICOLAJE (Problemas...)

Seguimos paseando de la mano de Raúl Vacas. Seguimos adelante con la lectura de sus poemas en Esto y ESO y los chicos y chicas de 4º siguen creando.
Esta obra nos está permitiendo situarnos en la piel de un escritor. Nos hace sentirnos lectores competentes. Leyendo disfrutamos pero también podemos crear e indagar sobre distintas partes que forman y conforman, que funden y confunden nuestro idioma.
En esta ocasión, Raúl nos invita a un texto en el que intercala con soltura y maestría el léxico de dos campos semánticos. Como pretexto: un “Manual práctico de bricolaje”, a partir de un texto técnico, integrado en el mundo de la fontanería, el poeta traslada el léxico propio del mundo interior del poeta: imaginación, sentimientos, versos, poemas… De manera que consigue inventar un texto que perfectamente se ajusta a los cánones del nonsense, desde el punto de vista del significado, nos hallamos ante un texto literario propio de Cortázar, Ramón Gómez de la Serna o... de Raúl Vacas.
Después los alumn@s de 4º B, se pusieron en el lugar del autor, en el lugar de la pérdida del sentido originario del texto y lo transformaron en un híbrido extraño y poético que os presento aquí.
Algunos querrían saber cómo funcionaba Maradona.

MANUAL PRÁCTICO DE BRICOLAJE
(Problemas con las piernas del futbolista)
Algunas de las averías más frecuentes de fontanería se producen en las piernas del futbolista: goteos, pérdidas de velocidad o ruidos son algunos de los problemas más habituales que, en la mayoría de los casos, pueden ser solucionados fácilmente sin necesidad de herramientas especializadas.
El principal síntoma de avería en las piernas es el continuo ruido que se produce cuando el depósito no para de filtrar lesiones aunque esté lleno. Esto puede deberse a tres causas: que el futbolista esté perforado o roto, que se haya deteriorado la espinillera de entrada que corta el paso de las lesiones una vez lleno el depósito, o que se estropee el pie que controla la salida de balones. Sólo en este último caso será necesario llamar al fontanero.
Si el futbolista está perforado y se hunde será necesario cambiarlo. Una vez cerrada la llave de paso del depósito, se desmonta el futbolista y se sustituye por otro del mismo tipo.
La causa más frecuente de averías es el desgaste de la espinillera de entrada. Tras cerrar la llave de paso, habrá que desmontar la espinillera para sustituirla por otra nueva del mismo modelo.
En algunos modelos se ajusta la posición del futbolista con una sustitución para aumentar o disminuir la cantidad de lesiones en el depósito. En otros casos se puede doblar ligeramente el trazo.
Para desatascar la transición del juego se puede improvisar una ventosa cubriendo una jugada de córner con un plástico resistente, que se ata con un cordón
                                                                                   (Roberto Ribagorda Marín, 4º B)
Otras se ponen en la piel de Nicolás Copérnico:

MANUAL PRÁCTICO DE BRICOLAJE
(Problemas con el estado del Universo)
Algunas de las averías más frecuentes de fontanería se producen en el Universo: goteos, pérdida de satélites o ruidos son algunos de los problemas más habituales que, en la mayoría de los casos, pueden ser solucionados fácilmente sin necesidad de herramientas especializadas.
El principal síntoma de avería en el Universo es el continuo ruido que se produce cuando el depósito no para de filtrar satélites aunque esté lleno. Esto puede deberse a tres causas: que el Sistema Solar esté perforado o roto, que se haya deteriorado la estrella de entrada que corta el paso de los satélites una vez lleno el depósito, o que se estropee la estrella que controla la salida de satélites. Sólo en este último caso será necesario llamar al fontanero.
Si el Sistema Solar está perforado y se hunde será necesario cambiarlo. Una vez cerrada la llave de paso del depósito, se desmonta el futbolista y se sustituye por otro del mismo tipo.
La causa más frecuente de averías es el desgaste de la espinillera de entrada. Tras cerrar la llave de paso, habrá que desmontar el Sistema Solar para sustituirlo por otra nuevo del mismo modelo.
En algunos modelos se ajusta la posición del Sistema Solar con la Luna para aumentar o disminuir la cantidad de satélites en el depósito. En otros casos se puede doblar ligeramente el trazo.
Para desatascar el Sol se puede improvisar una ventosa cubriendo un planeta con un plástico resistente, que se ata con un cordón
                                                                             (Lorena Martínez Ibáñez, 4º B)

viernes, 4 de noviembre de 2011

LLANTO ELÉCTRICO

Hay chicos y chicas de 4º ESO que confiesan que ya no lloran. Otros dicen medio escondidos que sí, que alguna vez. Así que la propuesta fue directa: Queridos alumnos, vamos a llorar juntos, pero no con la forma normal del llanto, con sus lágrimas, su gesto torcido, su desasosiego. No, en esta ocasión, vamos a completar con nuestro llanto, un llanto eléctrico.
Como ejemplo leímos el texto de Raúl Vacas que aparece en el apartado de Tecnología de su libro publicodo en Edelvives, Esto y ESO; y dentro del texto de Raúl le hicimos un hueco a nuestro llanto y este fue el resultado:
                                                        EL LLANTO ELÉCTRICO

                                                                                                       Eléctrica la luz, la voz, el viento
                                                                                                            y eléctrica la vida.
                                                                                                            Miguel Hernández.

Hay algo de magnético en el llanto. Como si un timbre nos pulsara los ojos y el frío del invierno hiciera un nido en la mirada, llena de perdices muertas. Y no quedara más remedio que llorar. Llorar por las oscuras golondrinas, por el verano sin mar, por los cortocircuitos, por las zarzas azules, por los contenedores rotos, por los combates de boxeo, por el regreso a casa, por la rutina de los lunes, por la prisa del viento, por la fruta podrida, por las alfombras persas, porque no pudo ser, por la muerte en fascículos, por las pestañas perdidas, por el cansancio del mar, porque murió la tortuga.
Llorar por mi familia que está lejos, por la salud de mi abuela, por el amor, por una película, porque ganó España el Mundial, por la muerte de Jeremy Lusk, por decepciones, por cosas del mundo, por hambre (4º ESO C)
Hay que llorar un llanto eléctrico esta noche. Llorar por el carbón de los trenes, por la feliz coincidencia, por el motor de los besos, por el examen pendiente, por el final del amor, por el calor del infierno.
Llorar hasta los límites del mar o de la Vía Láctea, llorar por los andamios, por todos los ríos, por todas las niñas, por las peluquerías, por los sueños oscuros, los payasos del circo, la soledad del muerto.
Llorar porque me han castigado, de ilusión, por las heridas. Llorar porque se muere tu abuelo, por una araña, por el agobio, por una película sentimental. Llorar por ese chico tan especial, llorar de risa, de alegría, porque me caigo, porque se me metió algo en el ojo, por injusticia. Llorar por estar donde no quieres, por el pasado, porque no te quieran, por desilusión, porque se hunde definitivamente el Titanic. Llorar de rabia, por frustración, por miedo al olvido, porque pierde el Barça o por amor (4º ESO B)
Llorar por el aullido del violín, por las ballenas perdidas, por los incendios naranjas y el agua del mar y el tráfico de la noche y el ruido de los pájaros y los borrachos y los triciclos rotos y las letras perdidas. Llorar por los fantasmas y las jaulas, por los martes, por los petroleros, llorar por ella, por nosotros, por el precio del aire, por mí, por todos mis compañeros.

martes, 1 de noviembre de 2011

LECTURA EN 4º, Esto y ESO DE RAÚL VACAS


Va a hacer un año que empecé a trabajar los textos del poeta Raúl Vacas con mis alumnos y alumnas. En el curso antrerior, nos adentramos especialmente en su obra Consumir preferentemente, con alumnos de 1º y 2º de ESO.
Para mi 4º de este curso he preferido Esto y ESO, publicado en Edelvives. Acabamos de comenzar a andar y ya empiezan a disfrutar y mucho de los textos del poeta.
En esta ocasión han constuido textos con palabras polisémicas, tras la lectura del texto de Raúl titulado "Puntuación" las mentes de mis muchachos y sus bolígrafos se han puesto a trabajar y esto es parte del resultado:
De monos...
Abrazada a un mono de peluche, empiezo a pensar en esa melodía que tanto me gusta. Siempre ocupas mi pensamiento... Es como una rutina, siempre muy monótona pero hoy no es así. Entrabas por la puerta, una puerta como de cristal, con un mono color gris. Mis palabras se formaba sólo con monosílabos, algunos inexistentes. Tú me miraba y me hacías preguntas sin sentido alguno. Pero un silencio profundo me hizo percatarme de que estabas más mono de lo habitual. Un beso interrumpió mi análisis... Abrí los ojos y seguía abrazada al mono de peluche.
                                                                    (Patricia. M y Lorena, 4º B)
De notas...
Me invade una gran angustia cuando escucho las nostas de esa canción tan melancólica. Esa canción me conduce a pensar en aquella persona que me abrió su corazón escribiendo una nota que recibí hace años:
Yo no sé si lo notas, pero te quiero desde hace tiempo...
Supe que me quería cuando leí aquella nota que se hallaba dentro del gran ramo de flores que me mandó un día de noviembre, el mismo que el insti me daban las notas.
                                                                     (Nerea y Michelle, 4ºB)
De copas...
Estaba con unos colegas en el bar celebrando la victoria del Real Madrid, cuando mis ojos se dirigieron hacia un cartel que había en la barra del bar: Concurso de copas
Me apunté, bebí 7 copas y gané una copa de oro muy grande.
7´00 de la mañana: Hora de irse a casa. Camino por la calle y tropiezo con el bordillo y se me rompe la copa del sombrero.
8´00 de la mañana: llego a casa y encuentro el sujetador de mi mujer en el sillón. Creo que necesita una copa más de sujetador. Me dirijo a la cocina a coger el paquete de cigarros y me encuentro a mi vecino de enfrente fumando. Le cuento mi noche y le enseño la copa que he ganado, pero al mostrársela se me cae en la copa de un árbol, ¡qué mala suerte!
9´00 de la mañana: Ha terminado mi noche y echo una partida al póker on-line; gano la jugada con una escalera de copas ¡Buena suerte!
Entre copa y copa me voy  a la cama ¡Qué mona llevo!
                                                                                         (Qunle, Elena, Marta Salazar, 4ºB)